Lovys Spain

5 cosas en las que pensar antes de poner tu casa en alquiler (si eres propietario)

Propietario

· 18/04/2024
5/5 - (1 voto)

Por alguna de las muchas posibles circunstancias (herencia, cambio de localidad…etc) has decidido poner tu casa en alquiler y no sabes por donde empezar. ¡Es normal! Pueden surgir muchas dudas acerca del futuro inquilino y de otras cuestiones a las que no te has enfrentado con anterioridad. A continuación, te aconsejamos a través de 5 puntos relevantes para tener en cuenta una vez tomada esta importante decisión.

Es crucial tener claro cuáles son tus derechos como propietario y cuáles serán tus obligaciones para con el inquilino en esta nueva etapa como arrendador.

 

1 ¿Qué precio debo poner a mi casa de alquiler?

Lo primero que tendrás que hacer es un pequeño estudio para saber cuál es el precio que se mueve en el mercado. Si fijas un precio mucho más alto, será difícil que alquiles rápidamente, y eso no te interesa. Ten en cuenta los metros cuadrados de la vivienda, la comunidad autónoma en la que se encuentra, el entorno… Fijar el precio por debajo del mercado tampoco es recomendable pues podrías atraer a inquilinos poco solventes, y ¡exacto! esto tampoco te interesa.

También, si tu vivienda está un poco anticuada deberías valorar hacer algunas reformas y añadir algunos muebles y elemento útiles que hagan tu alquiler más atractivo a los posibles inquilinos. No olvides estar al corriente de las subidas o bajadas que sufra el mercado inmobiliario, este baremo será el que te ayude a ser realista y hacer que más inquilinos se interesen por alquilar tu vivienda.

 

2 Cómo elegir los mejores inquilinos para tu casa en alquiler?

Comprobar que la persona a la que alquiles podrá hacer frente a las mensualidades es un requisito indispensable si quieres elegir bien y no llevarte sorpresas. ¿Cómo lo puedes hacer? Comprobando su estabilidad laboral y sus ingresos pidiéndole el contrato de trabajo y al menos, las últimas 3 nóminas. También puedes pedir referencias a los caseros anteriores si se diese el caso. ¿Algo que no puedes dejar de hacer? Consultar el fichero de morosos. Sencillo de hacer y que te librará de posibles problemas más adelante con tu casa de alquiler.

 

casa en alquiler

 

3 Casa en alquiler: garantías adicionales

¿Has valorado contratar un seguro de impago de alquiler? Si a pesar de haber tomado las precauciones previas revisando las credenciales de tu futuro inquilino sientes que no es suficiente, contratar un seguro de impago de alquiler puede ser de mucha utilidad. Si el inquilino no paga la renta, ya sea por irresponsabilidad o por insolvencia, tus mensualidades quedarán cubiertas y si se diese el caso de que se produjese un proceso legal de desahucio este seguro cubriría una gran cantidad de los gastos relacionados.

Adicional podrías pensar (te lo recomendamos encarecidamente) en contratar un seguro de hogar para propietarios, así no tendrías que hacer frente a los gastos que algunos desperfectos o averías de la vivienda puedan ocasionarte en tu alquiler.

 

4 El contrato: una decisión importante para inquilinos y propietarios

¡Por fin has elegido al inquilino! Todo va sobre ruedas. Ahora llega el momento de redactar el contrato, pero ¡que no salten las alarmas! Si le dedicas unos minutos, en internet puedes encontrar muchas plantillas con las que puedes empezar, después podrás personalizarla con las cláusulas que decidas añadir en tu contrato de alquiler. No debes olvidar que todo debe quedar lo más claro posible para evitar malentendidos. Cuanta más información, mejor. Estas son algunas de las cosas que no puedes olvidar añadir:

  • Fianza, cantidad de las mensualidades, forma de pago y fechas de este
  • Duración del contrato, cuándo empieza y cuándo termina
  • Quién se hará cargo de los gastos y de los suministros
  • Quién pagará las reparaciones
  • Inventario del mobiliario (incluyendo fotografías y estado de los elementos)

Recuerda que el inquilino estará en su pleno derecho de pedirte el título de propiedad, la cédula de habitabilidad, el certificado de eficiencia energética e incluso las facturas de los suministros. Te recomendamos tener todos estos documentos al día y a mano para cuando llegue el momento de cerrar todos los detalles de tu alquiler.

 

casa en alquiler

5 Obligaciones fiscales como propietario

Por último, aunque haya otros aspectos más generales a los que deberás prestar más atención como propietario, evitar problemas fiscales nos parece un tema que debes tener en cuenta declarando de forma adecuada los ingresos que obtienes por tener tu casa en alquiler. La ley de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) obliga a declarar el dinero percibido por alquilar una propiedad como rendimientos íntegros de capital inmobiliario. Si tienes una casa de alquiler para vivienda vacacional también tendrás la obligación de declararla.

Alquilar una casa puede parecer una tarea complicada, pero si tomas todas las precauciones necesarias y te asesoras bien, el alquiler de tu vivienda puede traerte muchos beneficios, ya que mantener una vivienda vacía que te ocasione gastos y no ganancias, no parece ser a priori una buena idea.